Skip to content

Una experiencia religiosa…

agosto 22, 2014

Ante todo, aclaro que no tiene nada que ver con experiencias en el contexto literal de la palabra ni relacionado con religión alguna. Muchas veces denotamos coloquialmente como experiencia religiosa, aquella experiencia que nos pega en el alma, que golpea fuertemente nuestras bases de pensamiento y/o suponen un cambio profundo en nuestros paradigmas. En algún momento de nuestras vidas cada uno ha tenido alguna de estas experiencias que te hacen ver la realidad de la situación para bien o para mal.

En mi caso, la experiencia que más me ha marcado con respecto a la realidad vivida en Venezuela, no ha sido el robo o la precaria situación del país hasta diciembre del 2010, sino el regresar y constatar que la situación es mucho peor a lo que se ve desde dentro y como el ciudadano ni se da por enterado. Cuando emigre en los primeros meses estuve realizando algunas actividades fuera del país para establecerme en mi destino, lo que hizo que viajase con frecuencia estando fuera de Caracas y de Venezuela por espacios de tiempo superiores a los 5 meses y retornase un par de ocasiones por espacio de un mes a Caracas.

Fue en ese proceso cuando realmente comprendí cosas que parecían ocultas a simple vista. Esos meses de tranquilidad social que me brindaba la experiencia que vivía, golpeaba muy duro contra el muro establecido por muchos familiares y amigos al comentarles como se vive fuera y las cosas que el Venezolano parece que olvido. Esa sensación de angustia y de persecución permanente desaparecen (al menos disminuyen muchísimo) al vivir fuera por un tiempo, pero esta ya tan arraigado en nuestro ADN, que generaciones enteras de ciudadanos Venezolanos no comprenden o internalizan ese sentir de libertad cuando se les comenta.

Una noche estando en mi casa en Caracas me reuní con unos amigos, como era de esperar entre tragos, la conversación giro en torno a lo vivido en esos meses, y comente que en donde estaba en el extranjero personas conocidas dejaban los vehículos abiertos, en ocasiones hasta con la llave en el interior del mismo y que por sus cabezas nunca pasaría el no encontrarlo por la mañana, veía como asentían como si realmente comprendiesen lo que se ha perdido, ya que ni en tu propia casa dentro del garage cercado eres capaz de hacer lo mismo, al comparar todo quedaba en que inseguro esta el país, ¿Qué podemos hacer? ¡Es culpa del gobierno! O ¡Es culpa de la cuarta, de los oligarcas! Dependiendo de la tendencia política de con quien hablase, pero en ningún caso veía en sus ojos que pudiesen imaginarse la situación (evidentemente las personas mayores a mí lo vivieron y podrían entenderlo mejor), tristemente evidenciaba como jóvenes recién comenzados los 30 ya no sabían identificar esa sensación de tranquilidad.

Otra gran comparación era la variedad de comida y la facilidad para comprarlos, a modo personal me impresionó encontrar en una cadena de supermercados pimentones de 4 colores diferentes, sobre todo porque no sabía que existían y eso que desde mi matrimonio, el comprar en supermercados y mercados dejo de ser extraño y se convirtió en experiencia habitual. Recordando en estos momentos debo decir que aunque ya existía desabastecimiento no era a los niveles de escasez reinante en la actualidad, mucho menos el uso de la máquina capta huellas ni la implementación de la tarjeta de racionamiento electrónica.

A cada cosa que comentaba y comparabamos veía más claro que el problema real en Venezuela no es político, económico ni judicial sino un problema únicamente social. Es como se ha disociado la realidad que se vive a diario con el país más chevere del mundo, la mentira creada para soportar la cruda realidad, el comprar el mensaje populista del gobierno en cuanto a que el resto del mundo tiene los mismos problemas o peores.

Una de las comparaciones que más me descolocó fue al hablar del costo de la comida y sus variedades, ya que uno de los invitados que posee una dudosa tendencia política (a veces pareciera chavistas y en otros momentos no, aunque el dice que no) conversaba que la propaganda oficial del gobierno es que la comida en el resto del mundo es más costosa que en Venezuela, sobre todo en los países desarrollados. De hecho nos dimos cuenta que hay reside parte del problema social de nuestro país, al pueblo le han vendido que el resto esta peor y que los esfuerzos y sacrificios que se deben hacer es para mantener las virtudes de la revolución, único sistema en el mundo capaz de garantizar el bienestar social… Lo peor es ver como la ignorancia masiva del pueblo ha permitido que esta mentira cale muy hondo en a mente del “hombre nuevo revolucionario” (ya escribiré más extendido de las cualidades de estos seres).

El salir, me brindó la posibilidad de entender que mientras el Venezolano no entienda la gravedad del asunto la situación seguirá igual, por muy mala que sean las decisiones del gobierno y por destrozado que se encuentre el país nada cambiará, comprendí que la revolución quedo para quedarse por muchos años más. Ese abrir los ojos fue mi experiencia religiosa… ¿Y la tuya?

Anuncios

From → Sociedad

5 comentarios
  1. Ramón permalink

    me gusta mucho tu blog, en un solo día me has enganchado y llevo leidos 8 posts- Te sigo a partir de hory.

  2. hola tengo 50 quiero irme a españa

Trackbacks & Pingbacks

  1. Una experiencia religiosa... | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

lo feo de Caracas

Una mirada al lado oscuro de Caracas

Yo Soy Venezolano

El mundo bajo una perspectiva particular.

El blog de Juan Pedro Cabrera

El mundo bajo una perspectiva particular.

karinaph

Abogada, Especialista en Derecho y Política Internacional.

Kellymarielph

Profesional de marketing con amplia experiencia en ventas y en la formación de la red de ventas en la industria farmacéutica.

G U A R I C H E S

El mundo bajo una perspectiva particular.

Social BlaBla

El Portal lider de Social Media en español

Bloguismo

Consejos para blogs y redes sociales

Entre Métricas

Marketing Digital, Analítica Web y RRHH

Social Media Strategies

El mundo bajo una perspectiva particular.

Haciéndome el sueco

El mundo bajo una perspectiva particular.

Formacion - Carmelo

El mundo bajo una perspectiva particular.

Mónica Pérez de las Heras

El mundo bajo una perspectiva particular.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: