Skip to content

El Emigrante y su viaje interior

octubre 31, 2014

El Venezolano comienza a hablar largo y tendido sobre emigrar, condiciones, esfuerzos, sacrificios y un sin fin de razones para hacerlo o por el contrario para no plantearlo como vía de salida a la situación que se vive en Venezuela, pero de lo que poco se habla es de los cambios psicológicos y emocionales que se viven a todo nivel cuando se toma la decisión de salir de tu zona de confort para enfrentarte a una situación tan compleja como lo es emigrar. Es un cambio que empieza desde que pasas el control migratorio y que se va acrecentando con la adaptación en tu destino.

Una vez superado el momento fuerte de la despedida en el aeropuerto y lo engorroso de los controles de salida, comienza un estado de adrenalina por lo nuevo y desconocido unido a un pequeño bajón emocional por la despedida de esa vida que conocías. Llegando a la nueva ciudad, la adrenalina va en aumento y el entusiasmo por lo nuevo, te hace sentir de maravilla, conozcas o no el lugar de tu nueva residencia, las comparaciones entre lo que dejaste y encontraste comienzan a ser patente en tu día a día. Los primeros días todo lo que ves supera en términos generales lo dejado, por ejemplo las calles mejor asfaltadas, menos sucias, mejor atención en los comercios y más orden en los organismos gubernamentales cuando comienzas a realizar todos los trámites legales para poner al día tus documentos.

Dependiendo del destino, iras encontrando diferencias fundamentales en la forma de vida, en Norteamérica más llevada por el consumo donde encontrarás tantas cosas que será imposible obtenerlo todo, en cambio en Europa, tu vida girará más en actividades al aire libre y admirando las bellezas arquitectónicas. Para quienes han migrado hacia Asia u Oceanía seguramente encontrarán una forma de vida diferente a la rutina Venezolana pero que desconozco por no haber estado residenciado en esos parajes.

Una vez superada esa primera y muy rápida adaptación, comienza un período muy inestable, pasando por las dudas de si es lo correcto, si de verdad era la solución necesaria, dependerá también de la nueva rutina, para quienes están realizando estudios o lleguen con empleo, es menos pronunciada esta fase por estar en contacto con un grupo de personas con edades similares, con quienes pueden adaptarse a las costumbres, conocer la ciudad o al menos tomarse algo y desconectar. Por el contrario, para quienes llegan a buscar empleo, quienes deben aprender por si solos y muy violentamente una nueva cultura, entre tantas cosas como adaptar el curriculum para no fracasar estrepitosamente en la búsqueda de empleo, está etapa puede ser crucial en la adaptación y la nueva forma de afrontar los problemas.

Aquí comienzan las dudas, los porqués, viendo que el dinero sale y no entra a la velocidad que necesitas, aunado a dos temas muy difíciles de llevar. El primero, referente a si viajaste solo o acompañado, parece que es lo mismo pero condiciona mucho los cambios de animo, si estás solo no tienes con quien desahogar lo que te puede generar una depresión interminable, pero si estás acompañado de tu pareja o familia, la cosa se puede complicar y mucho. Algunas parejas han salido fortalecidas de este tipo de experiencias pero otras no logran superar los reclamos constantes y terminan separándose.

En segundo lugar, encontramos a quienes reciben presión por este cambio, me explico, muchas veces las familias y amigos cercanos no comprenden lo difícil de la situación y comunican por activa y por pasiva el deseo que la persona querida regrese, cuanto se le extraña y cosas por el estilo que solo generan dudas y ansiedad a una persona muy golpeada emocionalmente. La situación se va agravando si el empleo se hace escurridizo, comparando con el que dejaste, muchas veces muy superior al que crees que podrás encontrar en tu destino. Las paredes te caen encima, te tragan en la desesperación del no arrancar, muchas veces este sentir hace que se tomen decisiones controversiales…

Para quienes se creen que emigrar es algo sencillo, solo arreglar documentos, hacer maletas y disfrutar, no saben lo equivocado que están. A pesar de todos los problemas que se afrontan en Venezuela a diario por la pésima situación generada por el gobierno bolivariano, puedo decir sin ninguna duda que a nivel emocional, es más sencillo y por mucha diferencia quedarse en la zona de confort, en el caos conocido, en las interminables colas en las calles recorridas mil veces, en la batalla diaria para escapar de la delincuencia o en el creer tener la situación controlada en el país más impredecible del mundo, el salir de esa zona es entrar en un campo oscuro, desconocido del todo, sin conocimiento de lo que pasará al paso siguiente. Hay que ser muy fuerte psicológicamente para entender ciertos cambios, para comprender los altibajos emocionales y no morir en el intento, que los gritos y los enfados no dañen las familias.

Personalmente, este viaje de casi 4 años ha sido duro, con bastantes altibajos, cambio de residencia y destino, de tiempo de búsqueda, aprendizaje, auto conocimiento, madurez (dicen por ahí), discusión, peleas, cabreo, sobriedad, dudas, incertidumbre, ansiedad pero sobre todo de PAZ y TRANQUILIDAD. A pesar de todo no me arrepiento para nada de la decisión tomada, hay dos cosas que he aprendido con esta experiencia, la primera es ser mejor persona y profesional, pero lo más importante es que he confirmado que mi pareja de viaje es la perfecta, que estos años de duro convivir nos ha comprometido, unido y ratificados en la decisión que tomamos hace ya algo de tiempo.

 

Para quien nos crítica por la decisión solo les digo que no tienen ni idea de lo que hablan, que puede ser por miedo, traumas, desconocimiento o desinterés en emigrar, pero que no por no compartir la postura se debe menospreciar, porque para mí sería igual de fácil criticar su postura de quedarse en Venezuela y no hacer absolutamente nada para rescatarlo, pero cada quien decide que y como vivir su vida. Igualmente para quienes desean emigrar, les digo, piensen bien lo que quieren, prepárense que la montaña rusa es continua con un sube y baja emocional que una vez estabilizado se logra obtener lo deseado, una paz, estabilidad y tranquilidad para solo preocuparnos por las cosas de la vida por las que se preocupa el resto del mundo.

 

Anuncios

From → Sociedad

11 comentarios
  1. Yazuri permalink

    En ocasiones me he cuestionado si fui cobarde al irme o muy valiente? He decidido pensar en lo segundo, porque así como la decisión es difícil ciertamente la ejecución lo es más.

    Una idea que parece compartida entre muchos emigrantes de nuestro país (a lo mejor coincide con otros, pero lo desconozco) es que vivimos con la cabeza en dos mundos con lo cual estamos y no estamos muchas veces.

    Dios quiera que en un futuro próximo todo sea mejor para nuestro país y la familia y amigos que todos hemos dejado en un intento de vivir una vida normal puedan vivir más felices y se pueda recuperar todo aquello que se ha ido perdiendo a lo largo de los años que ha gobernado incompetencia y la inconciencia.

    • Hola Yazuri.

      Gracias por la visita y el comentario.

      Arrepentirse nunca, porque la decisión que hemos tomado ha sido la correcta, la mejor que se podía.

      Esperemos que pronto la situación en Venezuela mejore y no tengan que escoger entre ser balseros del aire o esclavos del plomo.

  2. Ramón permalink

    me ha encantado tu post de hoy. La felicidad que da la LIBERTAD y el apreciar el cantar de los pájaros que se oyen por mi ventana es lo más grande. Yo ya llevo 12 años, tu solo 4. Para mi es la mejor decisión que he tomado. En 12 años mucho queda como recuerdo, y la vida diaria se convierte en eso, vida diaria. Cuando te das cuenta que te da rabia la corrupción y que te asusta que gane Podemos, te das cuenta que ya eres de aquí, y fuiste de allí.

    • Hola Ramón.

      Me agrada saber que te ha gustado el post.

      Muy cierto lo que dices, la libertad y la paz no tienen precio y eso se va apreciando mientras ta vas adaptando a la nueva rutina, igualmente creo que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

      Con respecto a la corrupción jode y duele al igual que las malas decisiones políticas, pero sobre todo asusta que el pseudo mesías gane por eso he decidido hablar con todos los españoles que tenga contacto para hablar la verdad de lo que es la revolución y las malas políticas que desea implementar Pablo y su partido. He comenzado con un primer post https://canariodelmundo.wordpress.com/2014/07/15/carta-abierta-de-un-venezolano-a-pablo-iglesias/ , donde sus seguidores deberían pedir respuesta a muchas interrogantes.

      Saludos, y una pregunta indiscreta, ¿a que te dedicas?, si lo prefieres escribeme al correo: rperez231980@gmail.com

      • Ramón permalink

        Espectacular, te escribiré por email. Por cierto, en mis pequeños espacios siempre le cuento a la gente las poisibles consecuencias. Si la gente le da el poder a esa ideología, yo ya tengo mi decisión tomada.

  3. Humberto permalink

    Es dificíl si, pero el único crecimiento que de verdad importan en los seres humanos es el que hacemos fuera de nuestra zona de comfort.

    • Hola Humberto.

      Gracias por la visita y el comentario.

      Cómo bien dices, el mejor aprendizaje viene de experiencias fuera de la zona de confort, por eso a veces lo mejor es tomar el riesgo y salir en búsqueda de lo desconocido.

  4. Carolina permalink

    Sali de Venezuela hace 12 años con mi esposo, tu articulo describe perfectamente lo que significa salir de tu pais natal. Hoy miro hacia atrás y veo que valió la pena, no fue nada fácil y hasta una depresión llegue a tener la cual superé rapidamente y hoy por hoy estoy totalmente integrada en la sociedad a todos los niveles. Como vengo de una familia y la de mi esposo también de inmigrantes/emigrantes se prefectamente y entiendo todo el leguaje que utilizas. Muy buen articulo. te deseo mucha suerte en España. Un saludo

    • Gracias Carolina.

      Me alegra saber que te guste el artículo, y más aun que te sientas bien en tu destino. La decisión de salir no es fácil, quizás es la más complicada que tomar pero como bien dices ha valido la pena.

      Saludos.

Trackbacks & Pingbacks

  1. Estudiante Venezolano SIN Cadivi | Canario del Mundo
  2. Miedo de Venezolanos a Emigrar | Canario del Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

lo feo de Caracas

Una mirada al lado oscuro de Caracas

Yo Soy Venezolano

El mundo bajo una perspectiva particular.

El blog de Juan Pedro Cabrera

El mundo bajo una perspectiva particular.

karinaph

Abogada, Especialista en Derecho y Política Internacional.

Kellymarielph

Profesional de marketing con amplia experiencia en ventas y en la formación de la red de ventas en la industria farmacéutica.

G U A R I C H E S

El mundo bajo una perspectiva particular.

Social BlaBla

El Portal lider de Social Media en español

Bloguismo

Consejos para blogs y redes sociales

Entre Métricas

Marketing Digital, Analítica Web y RRHH

Social Media Strategies

El mundo bajo una perspectiva particular.

Haciéndome el sueco

El mundo bajo una perspectiva particular.

Formacion - Carmelo

El mundo bajo una perspectiva particular.

Mónica Pérez de las Heras

El mundo bajo una perspectiva particular.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: