Skip to content

No nos hagamos los locos…asumamos nuestras culpas

mayo 20, 2015

Debido a la catastrófica situación Venezolana por la equivocada política dirigida por el chavismo, ha hecho inevitable el colapso de la revolución del siglo 21, es una realidad donde solo falta saber el momento… Por lo que hay seguidores del gobierno que han dado un paso al lado e intentan desvincularse de sus gustos electorales, sus comentarios a favor del gobierno, su defensa a ultranza de un sistema errado intentando con esto desconocer su error, en definitiva no reconocer su culpa por la destrucción de la nación.

Motivado por estos cambios encontramos la reflexión que realizo mi amigo Ruben Álamo en su perfil personal de Facebook, la cual me pareció interesante compartir (previa autorización) y que podemos leer a continuación:

Ahora no nos hagamos los locos…(rompamos el modelo de la expiación)

Uno de los defectos más nefastos de los latinoamericanos es la capacidad de no aceptar su responsabilidad a nada de lo que ocurre en el transcurrir de su vida, como si de la suerte, el destino o de supersticiones se tratara generalmente se busca la culpa permanente de un tercero sobre las tragedias que nos ocurren. Extrapolando esta certeza popular podemos comprender de dónde de vienen las grandes expiaciones históricas de los venezolanos: Que como concepción general somos un país sub-desarrollado porque nos conquistaron españoles y no británicos, holandeses o al menos franceses. Este precepto claramente sesgado, xenófobo y que solo ha ayudado exacerbar el odio histórico entre naciones no discrimina si nuestro ADN comparte raíces del opresor y/o del oprimido, la historia se manipula para que el opresor sólo nos cediera sus vicios y el oprimido solo nos expiara de culpa por ser hijos de una permanente “víctima histórica”.

Ofrezco este contexto para aclararles a mis amigos chavistas, a quienes siempre les he debido mi respeto y afecto más allá de nuestras obvias diferencias políticas por más de 16 años que nunca me he dirigido a uds. personalmente con mensajes de odio o resentimiento (y nunca lo haré). No obstante, ante lo que considero un cambio inminente veo claros síntomas en muchos de uds (no todos claro está) sobre el fenómeno de expiación del que les hablo.

Los primeros síntomas vienen por su expresión pública en las redes sociales, amigos que claramente se presentaban en sus perfiles de FB, pines de whatsapp y demás con mensajes revolucionarios, imágenes de sus líderes Y/o fotos de ellos ataviados de indumentaria roja han cambiado lentamente por fotos familiares, farándula, de naturaleza, mensajes de Dios o memes triviales. Así mismo, un silencio ensordecedor con respecto al acontecer nacional, como si la autocensura de los medios se hubiese adueñado también de sus perfiles. Algunos pensarán que es legítimo “bajarle dos” al tema político en algunos momentos, solo que en estos casos hay una intencionalidad clara de deslastrarse del pasado (que es muy fácil en Venezuela) para abonar el terreno de la expiación.

Algunos otros han tenido que apurar el paso y han sido más “radicales” en cuanto a sus cambios públicos de postura, de comentarios en defensa del proyecto revolucionario, avalar a capa y espada expropiaciones, la defensa del concepto del hombre nuevo, el socialismo del siglo XXI y demás elementos claves del “proceso” han pasado en poco más de un año a estar decepcionados de Maduro, que Maduro no es Chávez, que la boliburguesía y personajes nefastos como Diosdado han manchado el legado del líder revolucionario… y hasta algunos aun más osados ya están aceptando que la situación del país es insostenible, que ya “no se puede vivir” en Venezuela e incluso ya están haciendo planes para irse del país a probar suerte en otros destinos.

En este sentido comprendo perfectamente su deseo de irse y por supuesto que respeto el que quiera un mejor porvenir para ellos y los suyos. Ahora bien, lo que no puedo entender es cómo más de una década después sencillamente venden lo que pueden y se van a otro país asumiendo otra vez el papel de víctima, como si en ningún momento de estos 16 años ellos no hubiesen sido co-responsables de lo que ha pasado en Venezuela.

Lo primero que debe hacer este país es entender que la culpa de lo que estamos viviendo es de esos venezolanos que contra viento y marea avalaron con el voto, con su palabra y con su corazón a un movimiento que generó la ruina más grande en la historia reciente del país, alegar ahora que fueron “engañados”, que la culpa es de Maduro, que han traicionado el legado, etc. es la forma sencilla de desentenderse de su ineludible compromiso sobre lo que estamos sufriendo millones de personas en Venezuela. Entiendan que su silencio cómplice esconde la indolencia que ha caracterizado a los venezolanos. “La culpa es de otro” y el “me engañaron” concluye en “que lo resuelva otro” y “ese no es mi problema”.

Un acto de madurez política y sensatez ética como ciudadanos es QUEDARSE en Venezuela, en parte para enfrentar con coraje las consecuencias de los que con sus actos han generado, pero por otra parte también para formar parte del cambio, ayudar a la reconstrucción de Venezuela no solo en lo material sino en lo emocional, recomponer el entramado social que ha sido deshilachado por el odio y resentimiento entre venezolanos es más importante incluso que el retorno de los miles de millones de dólares vilmente saqueados en la mayor bonanza petrolera de la historia.

Parte integral de recomponer ese entramado viene de la capacidad de perdonar, pero para que esto se dé de forma auténtica y legítima la contraparte debe asumir sus errores con humildad y pedir perdón, y este acto debe sentirse a todo nivel, desde el que deba asumir la responsabilidad de sus actos ante la justicia hasta la más humilde disculpa que debas pedirle a tu vecino, amigo o hermano. Cerrar este triste episodio de Venezuela con la reconciliación será el primer paso para salir adelante, cambiar unas rencillas por otras solo perpetuará el modelo de expiación.

Es cierto que todas las personas tienen derecho a equivocarse, a cambiar su opinión referente a un hecho, opinión o suceso, pero también es muy cierto que debemos hacernos responsables por las consecuencias de nuestros actos, según esa es la diferencia entre niños y adultos, ¿Es realmente el Venezolano seguidor del gobierno responsable de sus actos? ¿Romperán el modelo de expiación? ¿Asumirán su culpa o mentirán hasta el cansancio intentando salvarse?

Pero a título personal, si eres de los que votaron por el gobierno de Chavez y hoy pretendes cambiar tus ideales políticos, realmente has asumido que eres culpable directo del desastre en el que se ha convertido Venezuela o por el contrario serás de los que dirán que tu nunca votaste por ese loco, que te engañaron, que Madura daño a la revolución, que con Chavez vivo otra cosa sería… o mil excusas de ese estilo… ¿Lo asumes?

Anuncios

From → Política

3 comentarios
  1. Yo no hablaría de que estas personas tienen que pedir perdón y sentirse culpables, yo siempre he sido antichavista, sine embargo hace varios años emigré a España y aquí empecé a ver iniciativas sociales y puntos de vistas “socialistas” que me abrieron los ojos y me dejaron ver que Venezuela necesitaba un lider de izquierda que nivelara la balanza en: políticas sociales, derechos de los trabajadores y muchas otras medidas que se tomaron durante el proceso revolucionario.

    Desafortunadamente distintos factores (falta de diálogo, permanencia y ambición de poder, dejadez y comodidad del venezolano) han causado que fracasará el modelo.

    De todo esto nos puede quedar un aprendizaje, todos somos en mayor o menor medida CULPABLES y RESPONSABLES.

    El gran triunfo de Venezuela sería madurar políticamente y alcanzar puntos de encuentro donde ambas ideologías puedan co-existir y llevar al país a un crecimiento económico manteniendo un reparto adecuado de la riqueza. Se que es una utopía pero es adonde debemos apuntar siempre.

    • Hola.

      Gracias por la visita y el comentario.

      Yo creo que una cosas es buscar una ideología media entre derecha e izquierda y otra muy diferente que este desastre total en el que está sumergido el país es culpa no solo del gobierno, sino de quienes lo siguen apoyando a ciegas. No hablamos de un mal gobierno, de unos tíos que tomaron unas malas decisiones, sino de un gobierno que ha llevado a la ruina a Venezuela, que ha dividido familias por putas ideologías políticas y que ha logrado que se maten los Venezolanos por una lata de leche… Hay cosas que no se deben dejar pasar y si hay quienes deberán asumir su responsabilidad.

  2. Carolina permalink

    Muy buen articulo con el cual debemos reflexionar. De mi punto de vista la responsabilidad de todo esto no parte apenas del momento en que Chávez gana las primeras elecciones. Para mi Chávez y todo lo que vino después es apenas una consecuencia de los gobiernos irresponsables que tuvimos desde hace décadas. Estoy segura que si en las décadas pre-Chávez los gobiernos se hubiesen preocupado por la calidad de la educación, civismo y la viveza no hubiese sido el común denominador un personaje como Chávez nunca hubiera llegado al poder. Por otra parte es curioso como personas con formación universitaria (y aquí entra nuestra idiosincrasia irresponsable) apoyaban la revolución ciegamente y sin pararse a pensar en las consecuencias. Jamás me olvidare que cuando Chávez estaba es su primera campaña electoral tenía un jefe Licenciado con postgrado y un Maestrado si no me equivoco hecho en los EEUU que decía que Chávez sería el único que podía cambiar el rumbo de Venezuela. Un día le pregunté “Sr….. que hará si Chávez se revela un dictador?”. Su respuesta fue, “si eso pasa entonces me voy de Venezuela” y yo le dije seguidamente que eso era una forma de pensar irresponsable (luego de responderle pensé que sería despedida por la frontalidad de mi respuesta lo cual no sucedió claro). Curiosamente es esa época a pesar de mis hermanos estar fuera de Vzla. yo pensaba que mi destino no era emigrar. Resulta que el mundo da muchas vueltas y tres años más tarde sin yo imaginarlo acabé por irme del país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

lo feo de Caracas

Una mirada al lado oscuro de Caracas

Yo Soy Venezolano

El mundo bajo una perspectiva particular.

El blog de Juan Pedro Cabrera

El mundo bajo una perspectiva particular.

karinaph

Abogada, Especialista en Derecho y Política Internacional.

Kellymarielph

Profesional de marketing con amplia experiencia en ventas y en la formación de la red de ventas en la industria farmacéutica.

G U A R I C H E S

El mundo bajo una perspectiva particular.

Social BlaBla

El Portal lider de Social Media en español

Bloguismo

Consejos para blogs y redes sociales

Entre Métricas

Marketing Digital, Analítica Web y RRHH

Social Media Strategies

El mundo bajo una perspectiva particular.

Haciéndome el sueco

El mundo bajo una perspectiva particular.

Formacion - Carmelo

El mundo bajo una perspectiva particular.

Mónica Pérez de las Heras

El mundo bajo una perspectiva particular.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: