Skip to content

Menospreciar la emigración no acabará con ella

febrero 10, 2016

Para nadie en Venezuela, es un secreto que la emigración es un fenómeno social que se ha generado y profundizado a medida que la revolución iba intensificando su postura. Se estima que en estos años del Chavismo hemos salido más de 1.5 millones de conciudadanos, la cifra puede ser mayor, quien sabe, no hay registro oficial, algo común y corriente en este gobierno.

Desde el comienzo del fenómeno, los que hemos salido nos vemos expuestos a una crítica constante por parte de quienes se quedan considerando que ya no queremos nuestro país ni somos dignos de hablar de Venezuela, he escrito ya en repetidas ocasiones del tema, como por ejemplo: “¿Se deja de ser Venezolano por vivir en el extranjero?“, realmente me preocupa muy poco esas criticas, quien las da simplemente no tiene ni idea de lo que significa migrar, la corta vista no le deja ver que es mucho más difícil emigrar que quedarse en la rutina conocida, en el sitio de confort. Lo que si es verdad, es que cada cierto tiempo se oyen estas críticas aseverando que la venezolanidad se mide por la capacidad de quedarse y aguantar mierda en el país. Esa descripción no la comprendo, no veo que el quedarse y comer mierda hace que una persona sea más patriota… porque la otra mentira que dan es que se quedan a luchar por el país, pero me pregunto ¿qué hacen realmente por Venezuela? ¿hacer colas es trabajar por el país?

El punto de interés del escrito no va por lo expuesto anteriormente, sino más bien en la capacidad de menospreciar desde el gobierno el fenómeno que está golpeando fuertemente a la sociedad, no es la primera vez que creen que ocultando se obtiene algo. Hace unos días, corrió como la pólvora unas conclusiones dadas en el canal del estado, donde los que migramos somos “blancos y rubios” como descalificativo de quienes salen de nuestras fronteras, luego encontré un reportaje de un segmento denominado “Y si lo pensamos bien” de donde se tomaron esas palabras, y donde trataban de explicar la migración, lo malo del pseudo reportaje, es que como todo en el gobierno, lo realizaron con tinte político, separando y discriminando a un grupo.

Me costo bastante ver los 24 minutos del vídeo, en un principio pensaba colocarlo acá, pero he decidido que quien quiera verlo que lo busque, con poner en google: Y si lo pensamos bien Yo me quedo, es suficiente para encontrarlo y hacerse una idea de lo que dice. Ahí el narrador, Rafael Ortega, quien mide el efecto migratorio en 3 etapas: los que se quieren ir, los que se quieren quedar y los que se han regresado, siempre con un tinte político y apoyado por una psicóloga del régimen llamada Carmen Lara. Lo preocupante es como se banaliza, se menosprecia, se crítica la decisión de quienes deciden buscar una vida mejor, utilizando términos como que no hay arraigo, que los hijos de extranjeros no conocen el país, que la globalización no es real, el desprestigio de la patria y los símbolos patrios, entre otros argumentos sin sentido.

Decir que el 60% de los que emigramos somos hijos de extranjeros, blancos y rubios, que nunca tuvimos arraigo por el país, ni conocemos a Venezuela es una falta de respeto y una mentira muy grande, entre otras cosas porque el 40% restante entonces ¿qué son? ¿no cuentan? ¿no son Venezolanos?. Como todo en el gobierno, se quiere discriminar a un sector colocándolo como el enemigo del país, para así no tener que asumir las responsabilidades que traen los desastres que han realizado, sea por ignorancia o soberbia.

Conozco una gran cantidad de Venezolanos emigrantes que conocieron mucho su país y por eso mismo es que han ido, pero como no hablo de otros, me pongo como ejemplo, soy blanco (o eso creo jejeje) pero no rubio más bien calvo, nací en Montalbán y hasta mi adolescencia estuve compartiendo por Catia, Caricuao, San Martín, La Vega, El Paraíso, es decir, por el Oeste de Caracas. Tuve la oportunidad de conocer el interior de nuestro país, disfrutando de nuestras bellezas naturales, entre los que puedo nombrar La Gran Sabana, Los Médanos de Coro, muchísimas playas (Margarita, Coche, Higuerote, Puerto la Cruz, Falcón…), Mérida, San Cristobal, Barinas, Puerto Ordaz, Maturín, El Tigre, Valencia, Maracay, Barquisimeto, Cumana, Irapa, seguramente se me escapan muchísimos sitios hermosos del país donde he disfrutado grandes momentos. Para que venga una ignorante a descalificar mi sentimiento, arraigo, conocimiento y/o patriotismo.

El problema, es que la migración Venezolana es un fenómeno que está afectando a muchísimas familias, que se han visto obligadas a separarse para sobrevivir, lo mínimo que se espera de un gobierno es que encuentre una solución o al menos no estigmatice a quienes han dicho basta…

De lo descrito en el vídeo, hay una persona que relata que se devolvió y que conoce muchos otros Venezolanos que desean retornar al país porque en el extranjero no son nadie, es decir, necesitan “ser alguien” para ser felices, como ya describí en el post ¿Por qué algunos emigrantes Venezolanos fracasan?, es uno de los factores comunes que hace que el Venezolano no se adapte a la nueva realidad migratoria a la que nos hemos visto forzados. A pesar de todo, es una excusa o razón valida para quien la considere como tal, creo que es una gran estupidez que una persona necesite ese reconocimiento banal pero cada uno con sus gustos, lo que no acepto es que se use ese razonamiento para criticar a quienes deciden irse y comenzar desde cero. Conozco muchos “gerentes” en Venezuela que no se van justamente por eso, porque dejarían de ser quienes son para comenzar nuevamente. Lo difícil es que desde un gobierno no se puede criminalizar una postura, ni quienes se van, ni quienes se quedan son más o mejores ciudadanos, cada ser humano tiene su propia verdad y necesidades.

Se que no debemos esperar nada del gobierno bolivariano, pero tampoco es lógico que se monte esta cortina de humo para esconder el problema real, que no es otro que nuestras familias está siendo destrozadas todos los días, entre los que nos vamos por Maiquetía y los que se van por la inseguridad, generan las lagrimas de las madres Venezolanas. Es triste ver como unos títeres manejados por el gobierno repiten tonterías, mentiras, para justificar una consecuencia sin buscar la razón del fenómeno. Puede que sea mi percepción desde lejos, pero no veo a ningún bando político en resolver el problema a corto plazo, espero equivocarme porque de ser así las cosas mejorarán en mi país.

Considero esto un problema muy grave que va más allá de un “Y si lo pensamos bien Yo me quedo” o de un “yo me voy demasiado”. ¿No crees tu?

 

Anuncios

From → Sociedad

6 comentarios
  1. Mayela permalink

    Felicitaciones. EXCELENTES palabras!!! Que Dios te bendiga!!!

  2. Carolina permalink

    Los Venezolanos que nós vamos del pais podemos enaltecer aun mas el nombre de Venezuela si con humildade y honestidad trabajamos y acatamos las reglas del pais donde llegamos, esto para mi es lo que importa y lo que te crea o no una posicion dentro de esa sociedade. excelente articulo

  3. NicolasF permalink

    Al que se queja y critica a los que se van… que nunca le toque tener que soportar a una lacra humana apuntándote a la cabeza con un arma delante de toda tu familia… cómo se puede ser tan egoísta en pensar que los que nos fuimos es porque no queremos al país? Si pasaste una situación así, y tenes la posibilidad de emigrar… qué harías? Esperar a ver si te pasa de nuevo?

    Mis principios de vida son claros… la seguridad y el bienestar de mi familia primero, todo lo demás después… prefiero estar trabajando de lo que sea en un país civilizado a ser gerente de una empresa en Caracas… y lo digo convencido… un lugar dónde tu vida depende de que un delincuente haya amanecido de buen humor o no se le vaya el dedo en el gatillo es algo que está fuera de mi expectativa de vida…

    Y en cuanto a lo que me digan los que se quedaron, no me importa… vivo tranquilo y salgo de noche a la calle sin miedo, tengo papel toilet en mi baño y no tengo que humillarme horas en una cola al sol para comprar productos de primera necesidad… estemos claros, me duele lo que está pasando la gente para sobrevivir en Venezuela, pero así como no los juzgo, que no me juzguen ellos por buscar mi oportunidad en el exterior…

    • Hola Nuevamente NicolasF.

      Gracias por participar en el blog.

      Como bien dices, no hay que juzgar a los que se van ni a los que se quedan, cada uno tiene sus motivos, a veces se puede decidir otras solo aguantar el chaparrón, lo que so es importante por lo menos para mi, es que mi vida vale mucho más que 4 paisajes y por eso me fui.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

lo feo de Caracas

Una mirada al lado oscuro de Caracas

Yo Soy Venezolano

El mundo bajo una perspectiva particular.

El blog de Juan Pedro Cabrera

El mundo bajo una perspectiva particular.

karinaph

Abogada, Especialista en Derecho y Política Internacional.

Kellymarielph

Profesional de marketing con amplia experiencia en ventas y en la formación de la red de ventas en la industria farmacéutica.

G U A R I C H E S

El mundo bajo una perspectiva particular.

Social BlaBla

El Portal lider de Social Media en español

Bloguismo

Consejos para blogs y redes sociales

Entre Métricas

Marketing Digital, Analítica Web y RRHH

Social Media Strategies

El mundo bajo una perspectiva particular.

Haciéndome el sueco

El mundo bajo una perspectiva particular.

Formacion - Carmelo

El mundo bajo una perspectiva particular.

Mónica Pérez de las Heras

El mundo bajo una perspectiva particular.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: